Los segundos se disuelven

Los segundos se disuelven
en la espera de que llegues
y te quedes en mi puerta...
De que vengas de visita,
de que vengas sin maletas,
y en el quicio como un niño,
me regales todo un guiño
que sea llave de la puerta
de tu casa y de la mía.

Los segundos se disuelven
en la espera de que vengas,
de que llegues y te quedes,
de que vuelvas a mi vera...
Que se junten los caminos,
de la mano nos tomemos
y sin perdones, ni rencores...
nos besemos...

(10/11/09)

1 comentario:

voltereta dijo...

Un poema muy suave, un deslizar de sentimientos, en esa agonía que nos deja la soledad que nos viene impuesta.

Es doloroso esperar, sobre todo cuando el corazón esta abierto al sentimiento, que esperamos volver a ver aparecer algún día.

Un placer leerte, artista.

Un saludo.